Mezclar líquidos inmiscibles -como agua y aceite- es duro

Mezclar líquidos inmiscibles -como agua y aceite- es duro. Lo mejor que podemos hacer, generalmente, es crear una emulsión, en la cual las gotas de un fluído están suspendidas en el otro. Las series de imágenes de arriba muestran una doble emulsión de agua y aceite que ha sido formada haciendo rebotar la gota compuesta en un baño vibratorio. La vibración de la superficie del líquido evita que la gota se fusione con el baño y la deformación proporciona el mezclado. La fila superior muestra el impacto inicial mientras que la fila inferior de imágenes muestra la gota después de muchos rebotes. Conforme pasa el tiempo, la capa de aceite alrededor de la gota compuesta se convierte en una densa agrupación de diminutas gotas contenidas en la parte de agua de la gota. (Crédito de la foto: D. Terwagne et al.)

Web Site: 

Translator: 

Original Author: 

Nicole Sharp

Category: